Un mal trabajo es peor que estar desempleado

Los datos mostraron que aquellos que encontraron buenos trabajos presentaban una mejoría en su salud mental, mientras que los que tenían trabajos estresantes presentaban peores indicadores de estrés crónico
Compartir este contenido
salud trabajo

El fantasma del desempleo, especialmente en períodos de crisis, genera gran preocupación y estrés en la mayoría de las personas, pero ¿sabías que la falta de empleo es menos perjudicial para la salud que estar en un mal empleo? Por lo menos es lo que reveló un estudio realizado por la Universidad de Manchester, Inglaterra.

De acuerdo con el estudio, ejercer una función que odias o trabajar en una empresa que está lejos de tu ideal y, además, ganar poco, puede provocar más estrés crónico que el desempleo. Para arribar a esta conclusión, los sociólogos le hicieron un seguimiento a 1.116 adultos británicos sin empleo durante los años 2009 y 2010.

Los datos mostraron que aquellos que encontraron buenos trabajos presentaban una mejoría en su salud mental, mientras que los que tenían trabajos estresantes, mal remunerados o inestables presentaban peores indicadores de estrés crónico que aquellos que permanecieron fuera del mercado.

Los investigadores siguieron monitoreando a los participantes por algunos años, acompañando sus niveles de salud y de estrés crónico, por medio de análisis hormonales y otros biomarcadores de estrés.

El resultado mostró que, al contrario de lo que mucha gente imagina, el desempleo no es el mayor villano para la salud cuando se trata de la carrera profesional, sino más bien la permanencia en la realización de tareas que, a pesar de proveer un sueldo al final del mes, genera peores condiciones de salud.

Lo más reciente

Conoce la dieta de las 3 semanas

Consejos de Feng Shui para activar la prosperidad

Aprende a recibir del Universo lo que deseas con estas frases

Compartir este contenido

Conoce la dieta de las 3 semanas

Alimentos que puedes aplicarte en tu rostro para tener una piel más saludable

Conoce los alimentos para calmar la ansiedad