Una marca Red Sonora Radio

Por qué el cerebro se focaliza siempre en lo negativo en vez de valorar lo positivo

Su función es detectar amenazas y lograr la supervivencia, por lo que la felicidad no es su prioridad. Por eso, encontrar el bienestar en el día a día es una tarea que la persona debe realizar por su cuenta

El psiquiatra evolucionista Pablo Malo Ocejo dice que el hecho de que “los malos sucesos tengan más poder que los buenos es adaptativo. Responder al mundo de esta manera promueve la supervivencia”. Ese era el objetivo del ser humano, cazar para sobrevivir. Y, en este sentido, “una persona que ignora una oportunidad, puede lamentarlo, pero nada terrible le va a ocurrir; en cambio, si ignora el peligro, puede ser el final”.

El cerebro, para garantizar la supervivencia, realiza anticipaciones negativas y a su vez se nutre de lo negativo que ya le haya pasado. “Su inclinación hacia la negatividad hace que para nosotros sea normal valorar más lo negativo que lo positivo y de esa forma lo malo se presenta con más fuerza y poder que lo bueno”, aseguró en diálogo con Infobae la escritora y psicóloga Celia Antonini.

“Si tomamos en cuenta esta inclinación natural de nuestro cerebro y a eso le agregamos que no somos educados para ser felices ni para promover las emociones positivas, entenderemos por qué se nos dificulta tanto alcanzar el bienestar”, explicó. También, esta inclinación natural hacia lo negativo explica por qué cuando dejamos vagar nuestra mente ésta suele posarse en algo que nos falta más fácilmente que en recuerdos placenteros.

“Las revistas de psicología dedican el 70% de sus publicaciones a tratar asuntos negativos. Pasa lo mismo con las relaciones interpersonales. El efecto negativo (discusión, desacuerdo, pelea) tiende a pesar mucho más que los momentos felices vividos en esas mismas relaciones”, afirmó la escritora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *